Redimensionar texto

-A A +A
05.07.2017 - 14:33

Proyecto cumbre

Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro
Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro
Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro
Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro
Inauguración Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro
Inauguración Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro. Fotos: Milena Santos
Inauguración Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro.
Inauguración Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro. Fotos: Milena Santos
Inauguración Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro.
Inauguración Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro. Fotos: Milena Santos
Inauguración Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro.
Inauguración Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro. Fotos: Milena Santos
El sábado 1° de julio el Municipio A inauguró el Espacio Arquitecto Luis Vaia en la zona de la Fortaleza del Cerro, ante autoridades, prensa y vecinos.

Se inauguró esta obra enmarcada dentro del Plan + Convivencia, que transversaliza la gestión de gobierno -generando más obras y eventos culturales sociales-, con el fin de lograr cambios tangibles que mejoren la infraestructura y la accesibilidad a los servicios en los diferentes barrios del oeste.

La realidad marca que "de los papeles del proyecto original a la transformación y el contagio que logro gracias al trabajo realizado con vecinos y vecinos hay mucho trecho".

Si bien se inauguró el pasado sábado, hace semanas que los niños y niñas de la zona se adueñaron del espacio y empezaron a utilizarlo.

Quien conoció el lugar hace años, sabe que aparte de estar ocupadas las instalaciones del anfiteatro, la zona era un basural y la pendiente no canalizaba siquiera las aguas servidas que venían de las construcciones precarias en las que viven los vecinos en la cumbre del Cerro.
Esto se debía a que la roca no permitía que las casas contaran con un pozo negro.

A lo largo del tiempo, los vecinos comenzaron a organizarse y a limpiar el anfiteatro desmalezándolo y lograron, con materiales aportados por el Municipio a, realizar una calle que permite el ingreso de ambulancias y un camión recolector. Fue así que se comenzó a formar una cooperativa de vecinos con el fin de capacitarse y conseguir trabajo.

Esto permitió que del papel de obra pensado por el Área de Arquitectura del Comunal 17 a la realización del proyecto final, vecinas y vecinos aportaran no solo ideas, sino trabajo. Un ejemplo de esto fue como al poco tiempo de colocar el cartel de obra, el viento lo tiró y los propios vecinos lo guardaron y colocaron.

Además, las gestiones realizadas para que el bus turístico vuelva a subir al Cerro y la llegada de las cámaras del Ministerio del Interior, permitirán que un lugar emblemático vuelva a ser parte del patrimonio de la ciudad.

Las vecinas, vecinos y los gurises del barrio se organizaron semanas antes para recibir un grupo importante de personas que se acercaron a la inauguración del Espacio Arq. Luis Vaia.

Sobre la inauguración

Con una importante participación de vecinos y vecinas, Concejales Municipales, Vecinales, Ediles Departamentales y la presencia del Intendente de Montevideo, se logró que esta obra se llevara a cabo.

El primero en hacer uso de la palabra en nombre de la comisión de vecinos fue Arturo Bustamante,quien si bien agradeció el trabajo realizado para la plaza, planteó la necesidad de avanzar más en el trabajo en el lugar "ya que son muchos los problemas de los vecinos" y llamó a los mismos a seguir organizados "ya que el trabajo premia".

Destacó la sensibilidad del alcalde Gabriel Otero a la hora de ponerse al hombro el proyecto. Justamente como apoyo a lo planteado, Juan Carlos, otro vecino, dijo que "es importante seguir
adelante y cuidar el espacio".

Después llegó la oratoria de Teresita Vaia, hija del arquitecto homenajeado con el nombre del espacio. Teresita agradeció al municipio por recordar el nombre de su padre y destacó "el compromiso social de él, que estudió y dedicó su vida a trabajar desde su profesión en apoyo a los trabajadores de la zona". También remarcó que fue fundador del Rotary del Cerro, buscando que otras personas trabajaran solidariamente con los más humildes.

Luego de la palabra de Teresita, el alcalde Gabriel Otero le pidió a las áreas sociales, arquitectos, Concejales Vecinales y Municipales y vecinos que se acercaran y los saludó porque "la obra se logró por el aporte y compromiso de todos". Marcó claramente que "la base del trabajo está en la organización social, en el compromiso solidario y participativo de los vecinos y en la necesidad de mejorar la organización para avanzar en distintos proyectos que mejoren la calidad de vida de vecinas y vecinos". Además, Otero anticipó algunas de las obras que se vienen para el Cerro y destacó que todo esto se logró por el aporte del Gobierno Nacional, Departamental y Municipal, los cuales trabajaron en conjunto para lograr objetivos tangibles.

Para culminar la oratoria, hizo uso de la palabra el Intendente de Montevideo Daniel Martínez, quiendestacó la importancia del trabajo vecinal y la sensibilidad que se da desde el gobierno local y departamental ante situaciones complejas como la que viven los vecinos en las inmediaciones de la plaza. También adelantó que, junto al Ministerio de Vivienda, se comenzará con el realojo del asentamiento de la Fortaleza en este período de gobierno, logrando una mejor calidad de vida para vecinas y vecinos.

La actividad, acompañada con tortas fritas y chocolate, culminó con la participación del grupo Fortaleza, la Escuela de Baile Drembake y la Comparsa Cenceribó, que hizo bailar a todos los presentes.​

Sobre el espacio

La obra está enmarcada dentro del Plan + Convivencia que tuvo como su primera inauguración la Plaza de la Equidad, en las inmediaciones del Paso de la Arena. Este plan transversaliza la gestión de gobierno municipal generando más obras y eventos culturales y sociales, con el fin de lograr cambios tangibles que mejoren la infraestructura y la accesibilidad a los servicios en los diferentes barrios del Oeste.

El Espacio Arquitecto Luis Vaia busca recuperar aspectos patrimoniales que hacen a la memoria e identidad del Cerro, construir nuevos espacios de encuentro y convivencia barrial, y revitalizar la zona desde el punto de vista turístico.

El proyecto tomó como insumo la fuerte pendiente del Cerro para generar terrazas que funcionan como miradores. También se instaló un gimnasio al aire libre, una pista de patinaje o uso libre, se realizaron mejoras en la cancha de fútbol preexistente, se instalaron juegos para el uso de niños pequeños y preadolescentes y se restauró el Anfiteatro.

Además, se equipó un espacio dentro del predio para que el móvil de salud pueda estacionar y conectarse a la energía eléctrica y se generaron medidas de convivencia ciudadana como la instalación de iluminaria y cámaras de vigilancia que aportó el Ministerio del Interior.
Esta obra es la primera de un programa integral de la Cumbre del Cerro en el que se incluye el reacondicionamiento y la posterior puesta a licitación del Parador Posta del Vigía que se encuentra al lado de la Fortaleza, la instalación de la palabra Montevideo en una explanada que mire hacia la ciudad, la estabilización de la estructura histórica del ex Parador del Cerro de forma que los turistas conozcan la historia del lugar con muestras de fotos, la generación de un circuito turístico que permita el acceso seguro a la zona y el reacondicionamiento del Polvorín como un Centro Cultural Social.

Sobre Luis Vaia

Luis Vaia fue un arquitecto muy importante para la zona del Cerro. Además del legado arquitectónico que dejó, era un ser humano muy comprometido con la parte social y de gran influencia en la zona. Nacido en Italia a fines de 1925, llegó al Uruguay a los dos años, en momentos en los que la Primera Guerra Mundial los hacía partir hacia estos lados.
Se recibió con medalla de oro de la Facultad de Arquitectura y ejerció como profesor grado 5 en la misma por muchos años.

Realizó -además de muchas casas particulares, garages y churrasqueras- muchas obras muy importantes en el Oeste y en todo Montevideo.
La Casa de Compensaciones de la Industria Frigorífica, la Cooperativa de Obreros y Empleados del Frigorífico Nacional, el Cine Cerrense, el Club de Pesca, más de 600 viviendas y, a través del Rotary Club del Cerro –del cual es socio fundador y fue presidente en tres ocasiones-, varias obras en escuelas y liceos engrosan su currículum.

Además, colaboró en la construcción del Estadio Olímpico y el Monumental Luis Troccoli. En otras partes del país construyó o asesoró los edificios del Banco de Crédito, la ampliación de la sede de ALADI y la sede de la Asociación Uruguaya de Fútbol.
 

AddToAny

Compartir