Redimensionar texto

-A A +A

Si faltas tu...

Publicada en agosto de 2011.

Podríamos, en este comentario, hacer una descripción objetiva del rol que cumplen desde hace años -la próxima es la octava elección- los concejales vecinales ya que hay mucha gente que puede ser candidata/o que recién había nacido cuando se eligió el primero y que en su niñez, seguramente, no eran los temas de su barrio los que le preocupaban…
Pero en realidad, quiero a través de estas líneas hacer un reconocimiento a quienes a lo largo de estos años han aportado desinteresada y honorariamente para la construcción de políticas públicas en Montevideo.
Puede parecer grandilocuente, pero estos vecinos y vecinas han sido parte de las definiciones sobre políticas culturales, medioambientales, sociales, de género, urbanas y de desarrollo local. Han contribuido a gastar mejor los dineros de Montevideo. Han decidido sobre la construcción de espacios públicos en lugares que realmente lo necesitaban, pero que nadie los hubiera podido pensar detrás de un escritorio en 18 y Ejido. Muchos representan a organizaciones sociales (comisiones de fomento de las escuelas, de los barrios, instituciones deportivas, de adultos mayores), otros simplemente han sido presentados por otros vecinos y vecinas porque quieren trabajar por mejorar su barrio.
No es políticamente correcto decir que la solidaridad está pasada de moda, que son tontos (para ser fina) quienes realizan tareas honorarias en cualquier ámbito, pero lamentablemente muchas personas lo piensan y algunas hasta lo verbalizan y revisten de argumentos. Sin embargo, el pueblo uruguayo tiene grandes reservas, y sí hay vecinas
y vecinos que trabajan empecinadamente, para quiénes la solidaridad es más que una palabra que decora un discurso, que la practicaron y con creces en 2002. Es más, que fueron capaces en medio de la crisis de pensar en el futuro de su barrio, aunque supieran que la concreción de los planes que estaban elaborando iba a demorar. Hace un año que se instalaron los 8 municipios en Montevideo y sin duda esto complejiza el rol de los concejos vecinales,
pero no lo anula, sino que lo multiplica.
Tenemos una gran ventaja, el decreto de creación de los municipios expresa con claridad que es obligación de los concejos municipales el presentarse ante los concejos vecinales si son convocados, ese decreto refleja una manera de ver la relación del gobierno y la sociedad. El compromiso del gobierno Departamental, y me permito decir que también de los 8 municipios, es promover la participación ciudadana en todas sus formas y facilitar el funcionamiento de las mismas. Vaya, con este reconocimiento a los que lo han dado todo sin pedir nada a cambio, la invitación a nuevas generaciones a sumarse al desafío de construir ciudadanía, construyendo nuestra ciudad.

Prof. Ana Olivera

Intendenta de Montevideo

AddToAny

Compartir