Redimensionar texto

-A A +A

¿Tiempos de cambios?

Editorial Junio 2011

¿Cuántas veces escuchamos la frase «tiempo de cambios», verdad?
En estos últimos meses, desde el Gobierno Municipal hemos hecho gárgaras con palabras tales como «participación», «cambios» o «más democracia»; nuestra idea es realmente plasmarlo.
Hoy, ya con nuestro plan de obras terminado y luego de innumerables asambleas, pequeñas reuniones y momentos lindos -y de los otros- queremos hacer saber, también por este nuevo medio de comunicación, que el Municipio A se pone a disposición de organizaciones sociales, comisiones barriales y lógicamente a los Concejos Vecinales, forjando la herramienta fundamental para la democracia participativa que plantea este proyecto.
Estamos en camino de completar los llamados para la tarea de barrido y áreas verdes -en donde, en
algunos casos, serán cooperativas sociales-, tendremos una presencia y sensible mejora, la cual es tan solicitada por vecinos y vecinas.
Podremos a partir de allí mantener más plazas con el pasto corto y limpias, comprometiéndonos con el trabajo y pidiendo compromiso por parte de vecinos y vecinas, para así disfrutar y cuidar de las mismas. El barrido se hará más visible, no sólo por la contratación de personal, sino también por la compra de una barredora mecánica, que ya está en marcha a través de licitación.
En lo que respecta a vialidad y poda, las licitaciones se encuentran casi finalizadas y las obras que
se llevarán adelante son aquellas que los Concejos Vecinales, en su momento, establecieron como
prioritarias. Hay definiciones políticas que los integrantes de este tercer nivel de gobierno tomamos
y que son centrales a la hora de definir ejes de gestión; sabido es que nuestro Plan Quinquenal tiene
un claro perfi l al desarrollo en el Área Social.
A partir de esa visión, resultó claro que el 40 % del dinero destinado a vialidad debía ser ejecutado
en los asentamientos, en donde la caminería es vital para miles de vecinos y vecinas, facilitando
en algunos casos cuestiones elementales: mejor acceso de líneas de transporte, ambulancias y hasta
el simple traslado de niños y niñas a escuelas.
Somos conscientes de todo lo que se ha hecho en ese sentido y vamos por más; sabemos que la pobreza siempre desplaza familias hacia la periferia, y por consiguiente, la planifi cación a nivel departamental es mucho más que estas medidas que mitigan en varios casos.
El Programa de Integración de Asentamientos Irregulares (PIAI) ha realizado intervenciones que
están cambiando realidades, las que hasta hace bien poco parecían irreversibles. El asentamiento
Jardines de las Torres está finalizando, y bien fresquita está la firma de la Intendenta de Montevideo, Prof. Ana Olivera, con la empresa que construirá 451 casas para más de 1.800 montevideanos/as
en el asentamiento 6 de Diciembre.
Un capítulo aparte es la alegría depoder contribuir -muy humildemente- con ese gran proyecto llevado adelante por Presidencia de la República como es el Plan Juntos, llegando a sectores sumergidos desde hace décadas.
En alumbrado, también contamos con los insumos necesarios en lo que respecta al mantenimiento de
las luminarias, para que se brinde un buen servicio. Las inmediaciones de los centros de enseñanza deberán ser priorizadas a la hora de definir trabajos en alumbrado y poda, y la articulación con la División Tránsito y Transporte de la Intendencia de Montevideo es vital para multiplicar esfuerzos y combatir sensaciones -o certezas- con respecto a la seguridad.
Desde el año pasado, cuando aún no contábamos con presupuesto, supimos formar una cuadrilla de
poda con funcionarios municipales; ésto no hubiera sido posible sin la voluntad de los mismos, que
provistos de alguna motosierra -en principio- y con muchas ganas se largaron, y en la función misma
se fueron formando con gran dedicación.
Se concretaron un montón de «pequeñas cosas», esas en las que con la gestión del día a día queremos estar: expedientes que boyaron, cualquiera sea la razón, al otorgar respuesta; le dimos una respuesta al/la vecino/a que hay detrás, a la voluntad de ir y denunciar, reclamar o contribuir, porque esa es la esencia: el respeto y la contención de quien requiere del Municipio A.
Por último, queremos resaltar la ayuda de todo el entretejido social, de las Comuna Mujer, las redes de abuelos, quienes trabajan con infancia y adolescencia...
¡Precisamos juventud! Los invitamos a participar de las asambleas, esperando contar con su presencia.
¡Hasta la próxima!

Gabriel Otero/Alcalde
 

AddToAny

Compartir