Redimensionar texto

-A A +A

Ermita de San Antonio de Padua

José Llupes 4551

Si bien el Padre Benito de Moano constituye el eje de la fundación capuchina en Nuevo París, ya a mediados de 1860, con el arribo a Montevideo del capellán militar del ejército brasilero en la guerra de la Triple Alianza, el capuchino Juan José de Montefiore inicia los trámites para la construcción del convento y templo de San Antonio de Padua, cerca del centro de la ciudad. Habría sido construida, después de la Guerra Grande, por el dueño de todos los terrenos, desde la Cuchilla de San Fernando (Belvedere) hasta la capilla de Chciaffino, por inmigrantes italianos del siglo XIX.

AddToAny

Compartir