Redimensionar texto

-A A +A
25.06.2013 - 13:45

Edificios subterráneos

Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
Foto: Pablo Khalil
El sábado 21 de junio en el barrio Casabó se inauguraron las obras de saneamiento de esta populosa zona del Municipio A

Para quienes han vivido con saneamiento desde siempre es difícil visualizar lo que significa para esta zona contar al fin con este servicio. La realización de estas obras no sólo permitió a los habitantes conectarse con la obra, sino que permitió el realojo de una importante cantidad de personas que vivían en la zona hacia la que iban los caños, en condiciones muy precarias y pudieron mejorar notablemente su calidad de vida a raíz de ésto.

Por otro lado, la canalización y entubamiento permitió comenzar a recuperar parte del hábitat y la cañada de atrás del Casabó. Estas obras permitieron la creación de una especie de rambla con dos espacios públicos con hamacas, espacios deportivos y de integración, que permitirá mejorar sustancialmente la convivencia barrial.

La jornada inaugural comenzó pasadas las 14 horas con la participación de una importante cantidad de niños, niñas y adolescentes que, aprovechando la participación del docente de hip hop del Programa Esquinas de la Cultura, participaron realizando varias coreografías, mientras los más chicos se divertían con los personajes de Títeres La Gotera.

Nestor Campal recordó que “los protagonistas son los vecinos del barrio Casabó que, desde ahora, son beneficiados por una inversión que han realizado todos los montevideanos”.

“Hay una historia larga para llegar al presente y hay una obra oculta bajo las calles, el saneamiento. Una obra que tiene que ver con la salud y que es muy querida e importante para construir un hogar digno. Ellos son los destinatarios seguros de nuestro esfuerzo”, afirmó.

Campal culminó explicando que “se construyó una red de saneamiento con más de 30 kilómetros dentro del barrio, con unas 2.900 conexiones a casas de familia que no tenían ese servicio.

Por su parte, Gabriel Otero destacó que “hay un antes y un después con el trabajo de las comisiones barriales que priorizaron el saneamiento para la zona y son una prueba de cómo avanza la política realizada desde el territorio”.

“Así van pasando las sucesivas etapas, que no son sencillas, que se articulan con el Plan Director, que tienen que ver con decisiones políticas de gobierno y terminan beneficiando a los ciudadanos” sostuvo.

El alcalde culminó recordando el trabajo de todos los equipos del Municipio, de los concejos municipales y de los centros comunales junto al gobierno departamental de Montevideo.

Por último, la intendenta Ana Olivera destacó que la inauguración es una fiesta de los vecinos, que celebran una obra largamente deseada porque “el que ha nacido con saneamiento no se imagina lo que es no tenerlo.

Por lo tanto, la obra significa salud, significa menos ausentismo escolar, significa mejor calidad de vida. Y significa también la capacidad de soñar de los vecinos del barrio que quieren mejorar y quieren que su barrio sea mejor porque se sienten identificados”, afirmó.

Ana Olivera destacó que junto a esas necesidades y esos sueños, hay “una Intendencia de Montevideo que viene trabajando desde hace 20 años para que todos los hogares tengan saneamiento. Por eso hoy en nuestro departamento existe 94% de hogares con saneamiento”.
“Nos quedan pocos, pero vamos a más porque lo mejor está por venir; y para que venga tenemos que ayudarlo”, enfatizó la jefa comunal.

Las obras de saneamiento en Casabó comenzaron a finales del año 2009 y permitieron dotar de servicio de alcantarillado sanitario y drenaje pluvial a 107 hectáreas, en las que residen 10.115 personas.

Fueron instalados 30,1 kilómetros de tuberías circulares de saneamiento de hasta 600 milímetros de diámetro, 2,3 kilómetros de entubamientos pluviales tanto de sección circular como rectangular, y un kilómetro de canales de drenaje pluvial. Se realizaron unas 2.900 conexiones domiciliarias.

Las obras implicaron la remoción y reposición de más de 31.000 metros cuadrados de pavimentos vehiculares y la apertura de 4,25 kilómetros de nuevas calles, entre las que se destacan las nuevas ramblas de las Cañadas Tala y Bélgica.

Para permitir la construcción de las obras de saneamiento y drenaje fue necesario reasentar a 290 familias cuyas viviendas estaban en áreas afectadas por el pasaje de tuberías o canales.
Con ese objetivo se creó el Plan de Reposición de Viviendas y Reinstalación de Actividades Económicas (PARR).

Mudanza

El PARR previó tres formas para reasentar a las familias afectadas: la construcción de nuevas viviendas en núcleos habitacionales, la adquisición de viviendas en el mercado local o regional y la indemnización en efectivo.

De esta forma, se realizaron 83 reasentamientos de familias que se mudaron a núcleos residenciales ubicados en la propia zona de Casabó, mientras que las 207 familias restantes hicieron uso de la opción de adquisición de una vivienda existente o cobrar una indemnización en efectivo.

Casa nueva

El proyecto incluyó la construcción de áreas parquizadas distribuidas en nueve espacios públicos, algunos asociados a los nuevos núcleos residenciales para el reasentamiento de familias (conjuntos Alianza, Cno. Cibils, Austria y Rusia) y otros a las nuevas ramblas de las cañadas Tala y Bélgica.

A lo largo de esas ramblas y en las áreas parquizadas se colocaron 135 nuevas luminarias.
La inversión total realizada en la obra de saneamiento y drenaje ascendió a US$ 16.811.000.
En la construcción de los nuevos núcleos residenciales y las áreas parquizadas se invirtieron US$ 7.696.000.

La indemnización a las familias que optaron por el cobro en efectivo o la compra de una vivienda usada insumió US$ 3.528.000.

La obra forma parte del Plan de Saneamiento Urbano que la Intendencia desarrolla con apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo.

Esta etapa incluyó obras de saneamiento y drenaje pluvial en otras zonas de la ciudad, que determinaron una inversión total de US$ 38 millones.

Estas obras incluyeron:
Redes de saneamiento y drenaje pluvial de Cerro Norte, 2ª etapa.

Redes de saneamiento y drenaje pluvial de Carrasco Noreste.

Rehabilitación y reconstrucción de colectores en Chacarita.

Es importante destacar que están actualmente en construcción, integrando un 2º Paquete de Obras del PSU IV, las obras del Lote 1: “Estaciones de Bombeo y Planta de Pretratamiento (PPT)” y del Lote 2: “Conducciones”, y próximas a comenzar la del Lote 3: “Emisario Subacuático de Punta Yeguas”, que integran el nuevo Sistema de Disposición Final Oeste del Saneamiento de Montevideo.

Estas últimas obras permitirán a la capital tener una disposición final ambientalmente adecuada para el 100% de las aguas servidas recolectadas por su sistema de alcantarillado sanitario.

Se consolidará así un firme camino emprendido hace ya tres décadas, que ha permitido a Montevideo, entre otros logros, convertirse en la primera ciudad capital litoral del mundo en obtener la certificación ISO 14001 por su sistema de gestión ambiental de las playas más importantes de la ciudad.

Además, la ciudad fue premiada en el año 2009 por el Banco Interamericano de Desarrollo y la Fundación FEMSA, por su Plan de Saneamiento Urbano.

Se logrará, además, una radical disminución de la contaminación de nuestra hermosa bahía."

Fuente: http://www.montevideo.gub.uy/noticias/intendencia-de-montevideo-inauguro-saneamiento-en-casabo

AddToAny

Compartir